La Matanza / Simbolos Municipales



ESCUDO DE LA MATANZA

Descripción significativa de la imagen, en caso contrario dejar vacío

El escudo constituye un símbolo que distingue al Municipio de La Matanza. Forma parte de lo que se conoce como Heráldica Cívica. El escudo cumple la misión de mostrar con figuras, atributos y leyendas la personalidad distintiva de la región geográfica a la que identifica.
El escudo de La Matanza se creó a partir de un concurso organizado en 1967 por la entonces Dirección de Cultura de la Municipalidad. El ganador fue el escudo realizado por el Sr. Oscar Félix Haedo, periodista, crítico de arte e investigador.

El 30 de enero de 1970, el Director de Cultura Oscar José Antonori envía una nota al Sr. Haedo y lo cita para comunicarle que se dará por concluido el concurso de 1967, e informarle que su creación fue la seleccionada. El 24 de octubre de 1973, el coordinador General de la Dirección de Cultura, Roberto Piperno, solicita que el Secretario General de Gobierno haga efectivo el premio por haber ganado el concurso en 1967.
Dentro de las normas de la heráldica, el escudo de La Matanza pertenece por su forma al tipo cuartelado en cruz. Asimismo, tomando en cuenta la clasificación de la heráldica municipal, se ubica dentro de los que contienen elementos tropológicos (elementos alegóricos) alusivos a la industria y a la riqueza ganadera del partido, como así también elementos que se relacionan con su historia como los blasones de Mendoza y Garay.


Descripción

Está dividido en cuatro cuarteles. En el cuartel superior derecho (siempre en el sentido que quien porta el escudo) se ubican las armas de Pedro de Mendoza, primer fundador de Buenos Aires, quien recorrió las tierras de lo que hoy es La Matanza en el siglo XVI. Al lado, sobre fondo azul se encuentran tres cabezas de ganado vacuno de plata, lo que representa la riqueza ganadera que otrora tuviera nuestro partido. En los cuarteles inferiores se encuentra sobre fondo azul la rueda de la industria en sable (negro). Al lado de gules (rojo) un león rampante de oro que lleva en su garra diestra una bandera de plata que representa las armas de Juan de Garay, definitivo fundador de Buenos Aires y quién repartiera las primeras suertes en nuestro partido.

Fuera de los campos, el escudo está flanqueado por dos ramas de laurel, que simbolizan el triunfo y la gloria, mientras que el sol naciente, presente en toda la heráldica argentina, simboliza el nacimiento de la Nación y la República.

LA BANDERA

Descripción significativa de la imagen, en caso contrario dejar vacío

La enseña del Partido nace de un certamen escolar, realizado durante el año 2004, en el que participaron más de 200 Instituciones Educativas del Distrito.
De todas las presentaciones se escogieron, por medio de un notable jurado, diez modelos que fueron sometidos a un plebiscito de niños y jóvenes. Como resultado de esa votación, se consagró la bandera creada por Daniela Ayala y Carla Noemí Aquino, alumnas del Tercer año Segunda División de la Escuela Polimodal Rural Nº 52 de la localidad de Virrey del Pino.


¿Cómo está conformada la bandera?

La enseña está conformada por un paño azul en homenaje al Río Matanza, verdadera fuente de vida de la zona; el blanco inferior, inspirado en la Bandera Nacional, simboliza todo aquello que está por hacerse y que por lo tanto permanece impoluto, es la pureza de las sanas intenciones de los hombres y mujeres de bien. En el centro de la bandera, aparece un medio sol que, al igual que la bandera bonaerense, representa la fuerza y el poder. En el centro de la enseña, cual un vibrante corazón rojo se halla una estrella federal, y a ambos lados los laureles que con sus ramas verdes invocan la esperanza.

Se conjugan así en esta bandera en clave simbólica: nuestra nacionalidad, la pertenencia al primer Estado Nacional y nuestra geografía local. Se sintetizan, además, el deseo de emprender acciones poderosas para enfrentar un futuro que todavía está por construirse a partir de la esperanza y de una firme convicción federal.

Esta síntesis transformada en paño cobra aún mayor sentido y compromete a todos los matanceros con el futuro de esta región. "Porque todos, por acción o por omisión, hacemos historia".